Conversaciones durante la pandemia

Conversaciones durante la pandemia
Foto: Markus Winkler on Unsplash

Sucedió en el Wats: 

1: Hola  ¿Cómo vas? ¿Te ha servido tu torcido optimismo en estas épocas de encierro?

- Publicidad -

2: Pues no mucho, la verdad es un poco difícil mantenerlo con determinadas cuotas de angustia que genera esto y ya sabes el insomnio y cosas que ahora dicen que son producto de la cuarentena. Llegué a pensar que era por la infelicidad y la inutilidad del periodo de la adolescencia pero parece que no ¿Tú?

1: La neta es que no me ha dado el tiempo para la introspección, el reencuentro con la familia y voltear hacia adentro como dicen los videos mamones que mandan, porque ando conectado todo el día. Para colmo no hay alberca, no hay club y cuando salgo a correr me da miedo pisar un coronavirus . También he soñado que me da y me muero y no me late.

2: Pues no, porque aparte en esta época es como lugar común morirse.

1: Así es, nunca destacaremos por nuestra capacidad de innovar. Pero en casa bien, engordando porque como mucho y llenando de alegría y optimismo la vida de mi familia.

2: Seguro lo aprecian.

1: Yo también creo que lo aprecian. Oye, te mandé un texto que hice me avisas cuando lo leas para ver qué te parece. Digo, a falta de público te lo mando a ti.

2: Ah, sí lo leí. Está muy  bueno. En serio, tiene buenos ángulos, incluso tu arrepentimiento de tu paso por el liberalismo, se nota que ves las mañaneras.

1: Es duelo pendejo, no arrepentimiento. De hecho, trabajo por  rescatarlo para devolverlo al servicio de los grandes ricos que son nuestros amos empleo tras empleo.

2: Ya nunca fuimos ricos. Somos una pinche desgracia para nuestras familias. 

1: Nada más no hay que recordárselos mucho, se ve que lo tienen muy presente. Voy a subir el texto a redes. Puede que aporte aliento y esperanza a muchos lectores este fin de semana.

2: Yo creo que sí. Hay mucha gente al borde de la depresión y tu texto puede ser un aliciente, un paso más para hundirse.

1: A huevo, al mal paso darle prisa, que el tiempo es poco.

2: Y bueno, si alguien dudaba del fin del mundo pues aquí está la pandemia y lo de los ovnis. Como que están pasando muchas cosas extrañas.

1: Ya hasta se murió Kenny Rogers. Estamos muy solos.

2. Abandonados y con la 4T. ¿Viste el video que anda circulando de Diego Fernández de hace años en que dice que el peje era un falsario y que no tiene honor y cosas de esas del siglo XIX? 

1: Uf, casi se me escurre una lagrimita de tanta puta verdad 😢

2: ¿ Por qué no hacemos caso de los enviados del señor?

1: Por sordos, vanidosos y descreídos, este santo nos iluminó el camino y nosotros no lo seguimos. Ahora a sufrir.

2: Exacto, y lo mismo con la pandemia nos mandaron avisos: el populismo, el papa argentino, Trump, la novia de Peña y nada, metidos en las pendejadas de siempre y verga que nos mandan la pandemia. Se nos dijo, se nos advirtió.

1: Claro, hasta el retorno de Quadri… el apocalipsis fue anunciado, las señales fueron dadas, pero no quisimos ver. Llegó el tiempo de pagar.

2: Lloverá fuego, se abrirá la tierra, no seremos ni estatuas de sal.

1: Ya está lloviendo mierda.

2: Bueno, pues como siempre fue muy reconfortante platicar contigo.

1: Lo mismo digo yo. Nos buscamos otro día, antes de morir, claro.

2: Así será. Como decía mi madre si Dios nos da licencia…

Te puede interesar: EXCLUSIVA DE SOBREVIVIENTES: Así se hace la estrategia de comunicación de la 4T