Platiquemos de sexo ¿por qué no?

Sexualidad
Foto: Twitter Bill Anderson

¿Cómo puede ser que en pleno siglo XXI, en muchos círculos de mujeres, mujeres cercanas a mi, mujeres que han crecido intelectual, física, emocionalmente además de ser mamás, esposas, profesionistas y empresarias, no pueden hablar de sexo o de su sexualidad con la naturalidad con la que se puede hablar de sentimientos, emociones, o situaciones personales?

A estas alturas de la vida, no tener conocimiento de nuestra sexualidad es incomprensible e injustificable.

- Publicidad -

¿Es que no han podido integrar en su vida que el sexo es tan importante como respirar?

El sexo es energía y oxigeno para la salud.

Científicamente está comprobado que tiene muchos beneficios, pero estoy convencida que es más importante rescatar que venimos a esta vida a ser felices, que nos dieron el mejor regalo del mundo, la capacidad de SENTIR y de CONECTAR. La maravillosa posibilidad de sentir una caricia, un abrazo, un beso, sentir que el corazón nos va a explotar de deseo, de pasión, de risas, de diversión, de complicidad, de amistad y de amor.

Me invitaron a una reunión de mujeres en la que una sexóloga dio una plática, había también otra persona que vendía juguetes sexuales, porque son para jugar y disfrutar, no pude contener mi cara de sorpresa cuando escuché cómo mujeres más jóvenes que yo y de mi edad comentaron que ni si quiera le dirían a sus esposos que habían ido a esa plática. ¿Cómo???? inmediatamente les dije, si yo fuera esposo de alguna de ustedes y supiera que vendrían, les daría mi tarjeta de crédito ilimitada para que compraran y aprendieran todo lo que pudieran.

Como mujer y como hombre agradecería que mi pareja tuviera la confianza, la intimidad y la intención de mejorar y disfrutar cada día más de su sexualidad. La práctica hace al maestro.

Esto que escribo es una invitación: ¡mujeres! hay que estar abiertas a experimentar, a innovar, primero con nosotras y después con nuestras parejas.

¡Hombres! No se sientan amenazados por ésta apertura sexual.

El sexo ya no es un tabú.

Nos dieron la posibilidad de disfrutarlo al máximo, ¡hagámoslo por favor!

Suficientes cosas complicadas y difíciles se nos presentan como para estar ocupadas de si nos ven como unas locas furiosas, ninfómanas o golfas si abordamos el tema.

Esto ya es inadmisible.

No hay forma de que podamos tener orgasmos físicos, intelectuales y emocionales si no nos atrevemos a romper con ese miedo al que dirán inculcado culturalmente y por una sociedad machista.

En mi inquietud por este tema, platiqué con mujeres que me confesaron llevar años sin relaciones sexuales con sus esposos, otras que no tenían la intimidad con su pareja como para hablar acerca de las necesidades sexuales que tenían.

¿Es una relación de pareja, una amistad con momentos eróticos? Para mi sí.

Con una amiga o un amigo deberíamos poder hablar de todos los temas que nos gustan, inquietan o atormentan, sin ningún miedo a ser juzgados, criticados o mal vistos, pues más aún con nuestras parejas.

Rompamos con estereotipos obsoletos y seamos más felices. Un porcentaje altísimo de parejas fracasan porque no tienen relaciones sexuales, porque las que tienen, son aburridas, lamentables e insatisfactorias.

Tener sexo no es solo para la procreación. Confiemos en que la naturaleza nos dio la sexualidad como una forma de conexión, de comunicación, de entendimiento y de absoluto placer.

Te puede interesar: La oportunidad que te dan los cincuenta