Tips para que los hombres sobrevivan a los 50´s

Echado en la cama
Foto: Twitter me caga el aguacate

Amigo, compañero, usted profesionista, padre de familia ¿Tiene usted más de 50 años?

A continuación algunos tips de Sobrevivientes para el buen desempeño de esos años que se ven llegar con pavor:

- Publicidad -

Siéntase cómodo. A esta edad ya se puede dar ciertas licencias. Use pants, ropa deportiva, para cualquier actividad no crea esa vieja historia que nada más son para hacer deporte. Son ideales para dominguear, salir a tirar la basura, ir a los tacos o ver la tele. El resorte facilita el acomodo o rascado de partes del cuerpo que a estas alturas se hacen más presentes que antes. Además, nadie le va a agradecer que se emperifolle o se ponga muy dandi. Sus cercanos lo conocen de sobra y nadie espera que usted luzca bien. Los que no lo conozcan tampoco esperan nada de usted.

Tenga sentido del ridículo. Esto es muy importante sino para usted, sí para sus seres queridos. No se ponga ropa ajustada. Ya tiene usted acumulaciones de grasa que inevitablemente se desbordarán de su atuendo, ni modo, son cosas de la edad. El six pack abdominal, si alguna vez existió, quedó en un remoto pasado. Usted puede tener una buena condición física, pero ya no es un adonis, muy al contrario puede resultar un ser grotesco. La juventud es algo que se fue para siempre, por más pesas que levante o aunque corra un maratón. En el rubro social – sobre todo para evitar penas a los suyos-: jamás vaya a antros o bares que frecuenten sus hijos o los de sus amigos. El espectáculo es lamentable, el problema es simple, usted ya no es “buenísimo para la fiesta”, el espectáculo que da es triste y provoca en la juventud experiencias depresivas.

No se exceda en todo. La edad obliga a escoger, a discriminar entre un placer y otro. El sexo loco se acompaña con las llamadas pastillas azules y por loco se considera el haberlo hecho después la 1:15 a.m. No puede ponerse pedo o cenar pesado y tener sexo; no puede correr crudo porque se muere, no puede ligar y ponerse pedo porque pierde el ligue y gasta dinero en balde. Equilibre sus excesos. Si bebe no lo combine con actividades riesgosas como el ejercicio o reuniones familiares. Tenga especial cuidado con su reacción si ha bebido y de pronto es increpado por una voz que le dice “tenemos que hablar”. Si eso ocurre, finja que duerme o que se intoxicó con algo que comió.

No necesita demostrar gran cosa, de hecho casi nada más allá de que procura pagar sus deudas. Lo que haya logrado es lo que hay y habrá. No es cierto que la juventud está en la mente o en el corazón. La juventud estaba en otra parte y usted ya se la acabó, por lo que nadie espera razonablemente que usted gane un premio nobel o revele algún talento desconocido. No presuma de más, no hable mucho de usted, no es interesante, recuerde que con el trago se vuelve una manía muy desagradable que ya ha hecho sufrir mucho a algunos miembros de su familia. Aligere el equipaje, procure solo divertirse, no compita porque perderá.

Si no tiene diabetes puede regresar a las cubas sin problemas. Su presupuesto es bajo y el futuro con la 4T es oscuro y desalentador. No gaste recursos que su familia necesita para cosas esenciales en bebidas caras. Medite, haga ejercicios de introspección y dígase a sí mismo que nunca le gustó el whisky, que solo fue una manera de simular que se movía en la escala social en los felices años del neoliberalismo. Back to basics.

No crea que todas las jovencitas tienen daddy issues que las lleven a buscar relaciones con hombres de la edad de sus papás. Y si usted se topara con una de esas jóvenes mejor corra a tiempo, huya, porque ya no está en situación de manejar cosas que pongan en riesgo los frágiles equilibrios que aún tiene su vida. De no ser así, la bancarrota moral, el ridículo y el fracaso se apoderarán unos buenos años de su devenir. En cuanto a las mujeres de su pasado y las novias de su juventud, por favor, deje el asunto por la paz y por ningún motivo las busque. Mejor cierre sus ojos, traiga a su mente el recuerdo y consérvelo, ¡no lo mate!, es de las contadas cosas que le quedan. Tome esto muy en serio, si las vuelve a ver, la sensación de pérdida, el vértigo y el desencanto pueden ser devastadores e irreversibles.

Vea y disfrute series interesantes hasta muy tarde. Hágalo comiendo cacahuates y liberando gases con toda tranquilidad. De todas maneras, a su edad, toooodos se levantan tempranísimo aunque ya no tengan junta ni desayuno. Además, está usted en el sillón del cuarto de televisión, el sitio que le es asignado noche tras noche para dormir, mientras el resto de su familia y el perro duermen en silencio en sus camas.

Te puede interesar: Tener cincuenta