Cómo el big data y el desarrollo de jugadores convirtió a los Astros de Houston en una potencia de la MLB

MLB Big data
Foto: Twitter David Moore

El 4 de junio pasado salió a la venta en Estados Unidos un libro que para los amantes del deporte es imperdible “The MVP Machine, como los inconformes están usando el big data para construir mejores jugadores” de los autores norteamericanos Ben Lindbergh y Travis Sawchik. El libro es un compendio sobre las estrategias que están usando algunos equipos de Grandes Ligas para estudiar y mejorar a sus jugadores a través del análisis de datos o “big data” como se le conoce popularmente. El sitio web “The Ringer” acaba de sacar un extracto del libro sobre lo que están haciendo los Astros de Houston y como son pioneros en este campo.

El texto trata de como Jeff Luhnow un ex ejecutivo para la consultora Mackinsey and Company llegó en 2011 a los Astros para tomar el puesto de gerente general y se encontró con un equipo que no había ido a postemporada desde el 2005 y en sus últimas 3 campañas había perdido la friolera de 324 juegos. Luhnow centró su estrategia para reconstruir el equipo en 3 pilares principales: el big data, el scouting de jugadores para sus ligas menores y en el “player development” que se podría traducir algo así como “desarrollo y mejora de jugadores”.

El artículo en cuestión cuenta un caso interesantísimo sobre cómo los Astros mejoraron al lanzador el relevista Ryan Pressly, un pitcher de 29 años con números mediocres en su carrera y que en sus últimas 5 temporadas con los Mellizos de Minnesota tenía un promedio de carreras permitidas de 3.80 lo que lo hacía un jugador prescindible a todas luces y la manera en que su canje a Houston cambió su carrera para siempre.

Se narra que al llegar a las instalaciones de Minute Park en Houston después de ser cambiado, Pressly inmediatamente fue citado a una reunión con el coach de picheo, Brett Strom y un grupo de analistas de datos del departamento de desarrollo de jugadores . En la reunión le dijeron que la recta de dos costuras que lanzaba a los bateadores zurdos era inefectiva, pero que les gustaba mucho como usaba su curva y que le recomendaban que la utilizara más, también le mencionaron que subiera más su recta de cuatro costuras y que tirara su slider con más frecuencia para con esto, hacer su recta más efectiva. Siguiendo sus instrucciones, el lanzador elevó su recta de cuatro costuras y elevó la frecuencia de lanzar el slider y la curva de 24% a 39% del total de sus lanzamientos, después de hacer estos ajustes los resultados a final de temporada eran increíbles, Pressly tenía el 4to mejor promedio de carreras limpias 0.77 entre relevistas y se había convertido en uno de los mejores lanzadores de grandes ligas, todo esto siguiendo las instrucciones de los especialistas de datos, que habían transformado en menos de un año a un relevista mediocre con 3. 80 de carreras limpias a una estrella del relevo con 0.77 de promedio.

Otro caso narrado es el de la súper estrella venezolano José Altuve, jugador más valioso de la liga americana en 2017 y pieza clave para ganar la serie mundial ese mismo año contra los Dodgers de Los Ángeles. En 2012 Altuve era considerado un bateador promedio y los scouts consideraban que había hecho mucho con llegar a grandes ligas con la estatura que tenía (1.65). Al llegar el nuevo GM Jeff Luhnow y su equipo de trabajo, empezaron compartirle el big data al coach de bateo John Malle, la recomendación era que Altuve fuera más paciente en el plato y que no intentara golpear la pelota tan pronto, le empezaron a cambiar su técnica de hacer swing y como posicionaba sus piernas en la caja de bateo. Al final de la temporada 2013-2014 después de las correcciones, Altuve bateaba para un monstruoso 355 de porcentaje, ganando el título de bateo esa temporada y se había convertido en el MVP de la liga americana, la gerencia de los Astros habían logrado transformar a un bateador regular en un súper estrella de la liga, todo a partir de los estudios que arrojaba el análisis de datos de sus especialistas.

Otro aspecto en el que se enfocaron el gerente general Jeff Luhnow y su equipo de analitycs, es el desarrollo de sus ligas menores. El articulo cuenta como anteriormente habían dejado ir de su “granja” a JD Martínez pelotero que dos años después se convertiría en el mejor bateador de la liga con los medias rojas de Boston y se relata también como sus scouts habían fallado en elegir a su primera selección global Mark Appel, que nunca llegó a grandes ligas a pesar de ser seleccionado número 1 del draft. La razón era simple, en ese tiempo cada coach de la organización tenía su propia opinión de los prospectos y éstos recibían mensajes contradictorios sobre cómo y qué mejorar , al darse cuenta de esto, Luhnow y compañía homologaron un plan especial para cada prospecto apoyado en el estudio de datos y una sola voz de la gerencia del equipo que le decía sus virtudes y sus defectos a cada jugador. Después eliminaron los compadrazgos entre manager y sus coaches que normalmente escogían a su equipo de trabajo, los nuevos coaches eran contratados por la gerencia y en ligas menores los coaches usados eran jóvenes que transmitían un mensaje organizacional a los jugadores.

También aplicaron la tecnología, usaban chalecos con sensores electrónicos que reportaban la mecánica y movimientos de los lanzamientos de sus pitchers, con el fin de perfeccionar la manera de lanzar la pelota, además compraron cámaras de alta velocidad que tenían tal resolución, que se podía ver como los lanzadores empuñaban la pelota y de esta manera los coaches podían enfocarse hacer correcciones sobre la forma en que sus lanzadores le daban el “spin” a la pelota y la forma como ésta se desprendía de la mano , eso según los scouts y personal de Houston hace la diferencia entre un buen pitcher y un gran pitcher. En 5 años los Astros habían ganado la serie mundial, es un equipo que cada año compite por el título y ahora tienen una de las mejores ligas menores en Estados Unidos, todo siguiendo el plan de reestructuración de Luhnow.

El artículo en cuestión es un deleite de leer, cuenta el grado de especialización al que están llegando los equipos deportivos norteamericanos, el uso de analitycs y big data es una tendencia que va en aumento no solo en el beisbol sino en todos los deportes. El futbol, el basquetbol ya lo están aplicando también. El Big Data es un movimiento que no se puede parar, les dejo links del artículo que acabo de resumir sobre los astros de Houston, también comparto otro sobre cómo Jurgen Klopp está utilizando el big data en el futbol y por último uno más del pionero del uso de los analitycs en el basquetbol Daryl Morey con los Rockets de Houston, para quién esté interesado en el tema y quiera enterarse más.

Astros de Houston (inglés)
Jurgen Klopp – Liverpool (español)
Daryl Morey – Basquetbol (español)

Te puede interesar: Los Raiders ponen todas sus fichas en “Chucky” Gruden