‘Borra’ Pemex su peor nota

'Borra' Pemex su peor nota
Foto: Twitter @CDPNoticias

Pemex dio por terminado el contrato con Fitch Ratings, la calificadora más dura en su posición, lo que levantó cuestionamientos entre especialistas.

“Lo anterior obedece a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada por Petróleos Mexicanos para hacer frente al complejo contexto económico actual”, fue la explicación que dio la petrolera en un comunicado.

Añadió que el cese de los servicios de calificación local y global de Fitch será a partir de mañana 4 de marzo, y que esto no representa riesgo para futuras emisiones de deuda, pues seguirá contando con los servicios de calificaciones crediticias necesarios que exige el marco regulatorio nacional e internacional.

Las otras calificadoras que aún le cubren son Moody’s, S&P y HR Ratings.

- Publicidad -

En el 2019, Fitch quitó a Pemex el grado de inversión, rebajándola a grado especulativo, meses antes de que Moody’s hiciera lo mismo.

De cualquier forma, la nota de Fitch es ahora la más baja de todas, tres escalones ya alejada del grado de inversión.

Para especialistas la decisión de que Fitch deje de calificar a Pemex podría dañar la confianza de los inversionistas.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, consideró que aunque se cumple aún con tener dos calificadoras, el hecho de quitar a la que ha sido la de mano más firme es un error de política económica que daña la reputación de Pemex y del Gobierno.

“Muy probablemente el mercado vaya a interpretar la decisión de Pemex de dejar fuera a Fitch del proceso de calificación como un ‘no me quieres calificar bien, no me califiques’, esto implica pérdida de confianza sobre Pemex”.

Ramsés Pech, socio de la consultora Caravia y Asociados, advirtió que el mercado podría castigar la decisión con mayores tasas de interés o condiciones menos favorables que podrán en el futuro dañar la balanza financiera de la petrolera.

“Esta decisión no contribuye a bajar la incertidumbre del mercado u ofrecer mayor certeza sobre las calificaciones de la compañía.

“Recordemos que la deuda de Pemex hoy en día está por vencer en un alto volumen”, añadió.

Para el 2021, las necesidades de financiamiento de Pemex ascienden a 221.9 mil millones de pesos, equivalentes a unos 11 mil millones de dólares, resultado de un déficit financiero y amortizaciones, según el plan anual de la petrolera.

Paralelamente, este año se vencen 6.5 miles de millones de dólares de deuda, sin considerar el saldo de las líneas de crédito revolventes dispuestas por 6 mil millones de pesos, de acuerdo con el último reporte de Pemex.

Con información de Reforma

Te puede interesar: Se agrava crisis financiera de Pemex