INAI pide al Centro Nacional de Inteligencia transparentar contratos con Hacking Team

INAI Hacking Team
Foto: Twitter Proceso

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que en la administración de Andrés Manuel López Obrador sustituyó al Centro de Investigación en Seguridad Nacional (Cisen), deberá transparentar los contratos que celebró con la empresa italiana de espionaje Hacking Team, la cual desarrolló entre otros el software espía Galileo.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó al CNI que cumpliera con una solicitud de información, pues en un primer momento se negó en buscar en sus archivos en el periodo anterior a octubre de 2018.

- Publicidad -

En julio de 2015, la organización Wikileaks publicó miles de correos electrónicos internos de Hacking Team, los cuales exhibieron que México representó su principal fuente de ingresos desde 2009, y que el Cisen era su tercer principal comprador del sistema Galileo –y no Pegasus, como lo planteó erróneamente el comisionado del INAI, Joel Salas- hoy en el mundo.

Además, tenía como clientes a la Policía Federal –durante la gestión de Facundo Rosas, allegado a Genaro García Luna–, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de Marina, la entonces Procuraduría General de la República y Pemex, así como los gobiernos estatales del Estado de México, Querétaro, Puebla, Campeche, Tamaulipas, Yucatán, Durango, Jalisco y Baja California.

En diciembre de 2015, el INAI ya había exigido al extinto Cisen que transparentara los contratos de Hacking Team, pues había reservado por 12 años la información relativa al periodo 2010-2015.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, las autoridades gubernamentales hicieron un uso ilegal de diversos software espía: sin órdenes judiciales, interceptaron las comunicaciones de periodistas, defensores de derechos humanos y opositores políticos, entre otros. Hasta la fecha, estos casos de espionaje ilegal quedan impunes.

Con información de Proceso

Te puede interesar: La 4T quiere datos biométricos de todos los mexicanos