Las niñas bien, mejor que el libro

Las Niñas Bien
Foto: Twitter DÓNDE IR

Es común que cuando sale la película de una adaptación literaria, los usuarios de redes sociales se quejen porque no cumplió sus expectativas, “es mejor el libro”, aseguran. Sin embargo, en el caso de Las niñas bien, pasa lo contrario.

- Publicidad -

Esta es la segunda semana en que el largometraje de Alejandra Márquez Abella, inspirado en el libro de Guadalupe Loaeza, es exhibido. Éste narra la historia de un grupo de amigas de Las Lomas que viven el derrumbe de su estilo de vida por culpa de la crisis económica de 1982. ¿Sí te acuerdas, no?

Si leyeron el libro (no pasa nada si no lo hicieron), se acordarán que Loaeza describió a su protagonista, Sofía (Ilse Salas), como una mujer obsesionada con Julio Iglesias, haciendo de todo para evitar que su círculo social la imite y totalmente en contra de incluir en su grupo de amigas, porque “qué oso” a Ana Paula (Paulina Gaitán).

El libro da risa. Expone y ridiculiza a ese sector privilegiado de la sociedad. Es un libro que “en una sentada” se termina. Es para pasarlo bien, y hasta ahí. Sin embargo, todas esas risas que te provocan las páginas y la misma Sofía, se terminan con la película.

Márquez hizo una excelente adaptación del libro, publicado en 1987. En vez de hacer una comedia y dejar en ridículo a ese sector de la población, la realizadora prefirió darle a la audiencia un drama que narra el derrumbe de Sofía, así como el del país.

Las Niñas Bien
Foto: Twitter José Acévez

¿Cómo le ha ido en taquilla?

En su primera semana, Las niñas bien recaudó 5.4 millones de pesos, que si los comparamos con lo que ganó Mirreyes vs Godinez, 65 millones, es nada. Pero es un buen número para el cine mexicano.

Si quieres ver una película para pasar el rato y recordar esa amarga crisis económica, pero a la vez añorar esos aretes grandes que usabas en los 80, Las niñas bien son la opción.

Te puede interesar: Series para “devorar” el fin