Cómo abandonar a la 4T

Acusación a Salgado es un asunto partidista.- AMLO
Foto: Twitter Lo de Hoy Noticias

Una serie de sencillas preguntas, con sus debidas respuestas, te ayudarán a conseguirlo.

¿Te decepciona la 4T, pero te cuesta asumirlo? ¿Te invade la certeza de que ni se acaba la corrupción, ni retrocede la pobreza, ni vamos que volamos al gobierno más feminista de la historia, pero todavía no logras que tu corazoncito se vaya en busca de otros amores, o al menos de un matrimonio de conveniencia? 

- Publicidad -

¿Te inclinas a relativizar el desastre por aquello de que “antes estábamos igual”? Más aun: ¿te despiertas a mitad de la noche, entre sobresaltos, a buscar ejemplos de que antes estábamos peor en X y Y aspectos de la administración pública? ¿Notas que te has vuelto adicto a la equidistancia: “no polaricen. Ni los unos ni los otros”? ¿Sientes habitualmente, sin razones claras, que en el fondo la culpa de todo o casi todo lo que hace el gobierno es del Ancien Régime y por tanto de la oposición? 

Si tu respuesta a una o más de esas preguntas es “Sí”, no desesperes. Hay salida. Te invitamos, ciudadana, ciudadano, votante, a considerar lo siguiente: el machismo no es un problema nuevo, como no son nuevas la indiferencia y la incapacidad para atender a las demandas de las mujeres. 

Pero sí es nuevo, muy nuevo, que el Presidente respalde a un hombre acusado de violación como lo hizo con Macedonio. Cuando dudes o cuando tengas ganas de matizar con aquello de que “Es inadmisible el oportunismo del PAN con la agenda feminista”, cosa que desde luego es legítima, repite tantas veces como haga falta: “De un lado, el oportunismo, del otro, la violación”. 

Otra posibilidad: piensa en la medicina pública. Cuando tu chairo interior te diga: “Ya tenía problemas graves”, contesta “cierto”… Y recuerda inmediatamente que, así y todo, a nadie le pareció buena idea dejar sin medicinas a niños enfermos de cáncer o pacientes de VIH en nombre de la ideología y la concentración de poder.

¿Que algo te mueve a decir: “Pemex ya estaba en crisis el sexenio pasado”? No pelees contigo.  Da por buena la aseveración, que lo es, y luego recuerda que lo que sí es 100 por ciento 4T es que esa “crisis” lleve al país entero a la bancarrota. Lo mismo pasa con la Comisión Federal de Electricidad: claro que tenía problemas serios, pero hay una distancia considerable entre eso y multiplicar deuda, apagones y fuga de inversiones a mayor gloria de Manuel Bartlett. 

Mismo consejo: respira profundo y repite “Manuel Bartlett” en voz alta, tantas veces como sea necesario, hasta alcanzar la tranquilidad. Piensa, asimismo, en lo de la militarización: usar al Ejército para tareas de seguridad vs. usar al Ejército para tareas de seguridad y para todo lo demás. 

O en la estrategia de seguridad: detener grandes capos como faramalla mediática vs. soltar a Ovidio. O en el PIB: el mediocre crecimiento de 2 por ciento contra la categórica caída de -8.

No sucumbas. Puedes ser libre. La desprogramación es posible. Sigan al doctor Patán para más información que cura.

POR JULIO PATÁN
[email protected] 
@JULIOPATAN09

Columna publicada en El Heraldo de México el 17/03/2021 

Te puede interesar: La vocera