En defensa del folclor

María Luisa Albores
Foto: Twitter POLÍTICO México

La mujer hace girar la manivela con energía. La rueda gira y de las entrañas de la tierra patria, del México eterno y generoso con sus hijos pobres, llega el agua. O eso suponemos, porque si bien no llegamos a ver cómo la cubeta alcanza la superficie, la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, subió el video a redes con un mensaje ahíto de entusiasmo. Que en el ejido habían atinado a desarrollar un sistema “ecológico y de bajo costo” para extraer el “valioso líquido” (dejó ir la oportunidad de llamarlo “vital”, caray). Se llama “bomba de mecate”. Sí: de mecate.

El economista Isaac Katz, con una visión claramente deformada por el neoliberalismo, dijo en Twitter que la gente de ese ejido seguramente agradecería que el gobierno la ayudara con paneles solares y un motorcito. No puedes hablar en serio, Isaac. ¿Paneles solares? ¿De qué se trata: de que los funcionarios de la 4T se queden sin la posibilidad de subir a redes esos videos 100% pueblo bueno y además se encabrone Bartlett? ¿No has visto lo auténticos, qué digo auténticos: lo tiernos, lo divinos que se ven los pobres cuando desarrollan humildemente sus actividades de siempre? Nada de paneles solares. Mi propuesta es: el Presidente Constitucional de los Estados Unidos mexicanos sale de Palacio Nacional, se sube a una de las 10 Suburbans que han remplazado al Jetta, se va al aeropuerto, toma su vuelo comercial, se baja en Mérida o Oaxaca con hora y media de retraso, agarra otra Suburban, llega al ejido donde lo espera un camión, se hace un video con corona de flores y reparte un montón de mecates y cubetas, mientras escucha comprensivamente a la comunidad.

- Publicidad -

Digo que el presidente porque a él le debemos lo del trapiche, con Genaro y su caballo en los huesos. O lo de la piña miel, pa’su mecha. Le debemos, pues, una revolución del arte de gobernar, que no se trata ya de la salud pública, la seguridad o la economía, sino de cuidar el folclor. En video, claro. “Presidente Municipal de los Estados Unidos Mexicanos”. 

***

Los pueblos prehispánicos apostaron por la tracción humana, porque no tenían caballos, y nos dieron el maíz. El presidente podría también repartir “bastones plantadores”. Cosa de poner una fábrica en Tabasco.

@juliopatan09

Columna publicada en Milenio el 21/01/2020

Te puede interesar: Con los niños no