Mundo dron, de Naief Yehya

Mundo dron, de Naief Yehya
Foto: Twitter W Radio México

Esta es una obra, a fin de cuentas, compleja, lúcida, clara, informadísima y venturosamente heterodoxa historia del hombre contemporáneo.

¿Están los drones –los drones malora, esos de uso militar– cerca de ser las primeras máquinas que, de manera autónoma, con inteligencia propia, liquiden personas? Tal vez no. Pero, libres de humanos, al menos de humanos que estén físicamente cerca, cada vez más eficaces y sofisticados, empleados con éxito para atacar, por ejemplo, a varios líderes de al-Qaeda, son un paso decisivo en esa dirección, y ese tipo de pasos decisivos son los que Naief Yehya nunca pasa por alto.

- Publicidad -

Y porque no lo pasó por alto es que ahora podemos leer Mundo dron (Debate, 2021), un libro rigurosamente ensayístico –por lo libre, lo gozoso, lo multiforme que es este género– que recorre, fundamentalmente, dos caminos.

El primero, muy propio de Naief, es el de la tecnología como principio de transformaciones profundas en lo que, con una poca precisión escandalosa, llamaré nuestra civilización. Nadie escribe de tecnología como Naief, porque entiende que la tecnología, más allá de su utilidad inmediata y de su capacidad para crear adicciones nerds, determina la manera en que vivimos nuestras sexualidades, en que hacemos y comunicamos la guerra, en que nos relacionamos con nuestro cuerpo, y por lo tanto, más ampliamente, la manera en que somos gobernados, en que cambian los límites de la individualidad porque cambian (se borran) los límites de lo privado, en que nuestras libertades se amplían en unos lados al tiempo que se encogen en otros, y el modo en que se desenvuelve la economía, y el modo en que nos divertimos… Para decirlo en una línea, Mundo dron es la nueva aportación a una obra (lo anteceden El cuerpo transformado; Guerra y propaganda; Pornografía; Tecnocultura, y Pornocultura) que es, a fin de cuentas, una compleja, lúcida, clara, informadísima y venturosamente heterodoxa historia del hombre contemporáneo.

¿Cuál es el segundo camino? Otro muy propio de Naief: el de la cultura, particularmente el cine y la literatura. Mundo dron es, de manera convergente, una admirable lectura de la rebelión de las máquinas, de las “máquinas asesinas”, en la cultura de masas. Nuestro autor transita con naturalidad del análisis geopolítico y la historia militar a formas por fortuna nada académicas de, digamos, la antropología y la sociología, a la cinefilia y la agudeza lectora. Es obligado: no podemos entender el modo en que la tecnología ha cambiado y nos ha cambiado sin entender a autores como Philip K. Dick, o sagas cinematográficas como la muy desigual de Terminator, la bastante consistente de Alien o la de Blade Runner, que en Mundo dron son revisadas con una inteligencia y una profundidad de veras notables.

Lean Mundo dron. Luego, cuando oigan ese zumbido que todos conocemos, volteen al cielo y díganme si incluso el más buena onda de los drones no les parece todo menos inofensivo.

Por JULIO PATÁN
[email protected] 
@JULIOPATAN09

Columna publicada en El Heraldo de México el 04/04/2021 

Te puede interesar: Cosas que no son culpa de la oposición